Laurel Brunner
Blog semanal Verdigris de Laurel Brunner

Desde que comenzó este blog hemos publicado más de 500 artículos hablando sobre sostenibilidad en las artes gráficas. El objetivo sigue siendo crear conciencia sobre el impacto ambiental de la industria y alentar a todos los actores de las cadenas de suministro de medios impresos a tomar en serio la sostenibilidad. Solo con el compromiso de todos los actores, tanto a nivel individual como corporativo, se podrá marcar la diferencia. En ese momento parecía una tarea ingrata y ardua, y lo ha sido. Pero las señales pintan bien.

Entonces, ¿qué avances hemos logrado con este proyecto? Quizás el punto de referencia más importante sea el trabajo en el que participamos a través de organizaciones de normalización y federaciones de impresión. El comité técnico de tecnología gráfica de la Organización Internacional de Normalización (ISO) ha estado muy activo durante muchos años en una variedad de áreas temáticas, desde PDF/X hasta el control de procesos para diversos métodos de impresión. En las últimas décadas hemos visto avances masivos en los estándares relacionados con el manejo de archivos y el control de calidad del color. En general, las industrias gráfica y editorial son mucho más eficientes que hace treinta años. En su mayor parte, el trabajo ha consistido en mejorar la gestión de datos y facilitar la automatización del flujo de trabajo, dos aspectos fundamentales para la rentabilidad. Reducen las ineficiencias, pero esos mismos esfuerzos también reducen el desperdicio para apoyar la sostenibilidad ambiental y comercial.

En 2009 se formó un grupo de trabajo ISO TC130 dedicado a las normas relacionadas con el impacto medioambiental de la impresión. Este grupo ha desarrollado numerosos documentos ISO para ayudar a que la impresión sea más sostenible, sobre todo desde el punto de vista medioambiental. A lo largo de los años, hemos librado muchas batallas para lograr que estos documentos pasen por el proceso de consenso que es la base del trabajo de ISO. Los intereses creados han trabajado duro para bloquear la sostenibilidad en la industria y hacer todo lo necesario para evitar invertir en sistemas que faciliten mejores procesos de reciclaje. Pero finalmente el consenso prevaleció.

El reciclaje sigue siendo el área más difícil de estandarizar porque hacerlo de manera eficiente depende de modelos comunes de clasificación y procesamiento. Esto, a su vez, depende de las motivaciones de los consumidores y de la disponibilidad de los servicios locales adecuados. Algunos países, como Suecia, son increíbles y otros, como el Reino Unido, son un desastre. Lo que sí sabemos es que las tecnologías de impresión en evolución requerirán una clasificación y un procesamiento mucho más matizados del material impreso, si se quieren mantener las tasas actuales de reciclaje exitoso. Esto requerirá una presión concertada sobre las plantas de pulpa y papel para que mejoren sus instalaciones de modo que los procesos de destintado funcionen para todas las formas de impresión. Hemos tomado algunas medidas menores para que esto sea posible, pero al final corresponde a la industria papelera cuidar de sus propios intereses a largo plazo. No hay mucho que podamos hacer para persuadir a los viejos enemigos que todavía mueven los hilos, pero tal vez las generaciones más nuevas y más jóvenes de jugadores tengan el coraje de aceptar el cambio. La industria y el planeta dependen de ello.

sostenibilidad verdigris
verdigrisproject.com

Este artículo es parte de Verdigris Project, una iniciativa de la industria destinada a crear conciencia sobre el impacto ambiental positivo de la impresión. Verdigris Project es apoyado por Agfa Graphics, EFI, Fespa, Fujifilm, HP, Kodak, Miraclon, RicohSplash PR, Unity Publishing y Xeikon.