board-862112_1920

Diversos expertos vaticinan que la cuarta revolución industrial, Industria 4.0, está llamando a la puerta como una agrupación de propuestas de mejora tecnológica sobre la situación actual de la industria, orientada a optimizar procesos productivos y de operaciones así como a conseguir la flexibilidad y la producción a través de las nuevas herramientas. Todas estas iniciativas y otras similares son conocidas como las Smart Industries o Industria Digital.

Esta clase de soluciones de software impulsan mejoras dentro del modelo de referencia de Industria 4.0, tanto a nivel de organización de medios de producción como de interacción con equipos y la optimización del uso de Internet de las Cosas. Todo ello de una forma práctica y con mejoras reales en el día a día de las empresas.

Según un estudio de investigación de mercado de TNS, las empresas industriales europeas gastarán unos 140 billones de euros anuales en proyectos de Industria 4.0, hasta 2020. Keyland ha desarrollado, bajo el nombre Blade, un grupo de productos orientados a mejorar la eficiencia y optimizar las operaciones de las empresas. Blade es un conjunto de aplicaciones de software, que funcionan tanto de forma autónoma como integrada, y sirven para optimizar los procesos con tecnologías de planificación y control de producción, gestión de almacenes, control de medios, calidad, mensajería, embalaje, partes de trabajo, trazabilidad y control de personas, que opera en distintos dispositivos, ya sea desde un PC, como un terminal HMI o un terminal de mano, y también con Smart Glasses.