Sócrates Luján

De reciente introducción en Europa, la empresa distribuidora del papel de piedra Terraskin, Emanagreen en Barcelona, cuenta con un cliente importante, Miquelrius en Barcelona que acaba de comercializar en el mercado unas bonitas libretas fabricadas con el mismo. La impresión está bien lograda. Al anterior le han seguido otros, como los impresores de etiquetas de vino cava, Freixenet (Vintage Reserva 2008) junto con las Oriol Rossell del Grupo Raimat que ostenta el galardón que se concedió a este nuevo soporte, el Cradle to Cradle. Las etiquetas, impresas en offset waterless, suman al hecho ecológico de utilizar un soporte, el papel, “natural”, el valor añadido de no usar agua ni alcohol isopropílico en la impresión.

Recientemente la empresa gestora de la Casa Battlo, en Barcelona, ha pedido 10.000 bolsas de papel Terraskin, impresas con los colores de Gaudí, para los turistas que la visitan y, al llevarse un recuerdo de la misma, lo hacen en soportes “naturales”. Una forma de propagar algo que acaba de introducirse en Europa efectuándose su distribución desde Barcelona.

Detalles sobre el papel de piedra, “ex China” (Taiwán) que, además de una fábrica en dicha isla, ha construido otra en la China continental y está acabando una tercera en Norteamérica en cuya nación ha estado operando por espacio de los dos últimos años. Se indica que, cuando las dos anteriores estén operativas, el precio actual del papel, un 8% más elevado que el habitual, se equipará al anterior, utilizándose en sectores o nichos de mercado concretos, a tenor de lo que cada impresor pueda considerar como más idóneo para sus clientes pudiendo conseguir con el mismo que “el impresor se reinvente” mediante nuevos servicios basados en el mencionado soporte.

Detalles diversos sobre el nuevo papel “ecológico”.

  • Terraskin está hecho de una a combinación de mineral terráqueo (75/80% Carbonato Cálcico) y una pequeña aportación de resina no tóxica, polietileno, (20/25% PE) que actúa como aglutinante del conjunto.
  • Procede de piedra triturada como el mármol y materiales de deshecho.
  • En su proceso de fabricación no se utiliza agua, tampoco cloro, representando el consumo de energía un 50% menos, 36.000 BTU en la fabricación del papel convencional, 22.000 en el reciclado, contra 18.000 que la utilizada en la fabricación del papel habitual.
  • Al no existir fibras en su composición, no se necesita tanta tinta (30% menos) como cuando se imprime en offset, flexografía, huecograbado o serigrafía, métodos de impresión que se emplean sin dificultades en la impresión con papel Terraskin. Además, no suele desprenderse tanto polvillo como el habitual que se da con los papeles estándar lo que evita la limpieza frecuenta de los rodillos.
  • Se degrada cuando se deja a la intemperie, al sol y un poco de humedad, en aproximadamente 9 meses.
  • Se puede gofrar, troquelar o laminar en caliente.
  • Ha sido aprobado por la FDA (Federal Drug Association) en EE UU pudiendo estar en contacto directo con los alimentos.
  • Además, ha sido galardonado con el certificado de plata Cradle to Cradle (De la cuna a la cuna)

En la publicidad impresa del papel Terraskin se compara el consumo de materiales para la fabricación de una tonelada de papel: son 15 los árboles necesarios, en el caso del papel convencional (a), 4, si es reciclado (b), ninguno con el mencionado papel Terraskin (c). También se compara el consumo de agua: 31 toneladas en (a) y 17 en (b). No se usa agua en (c) En ambos casos, (a) y (b) se usa cloro, no así en (c), no generando residuos en la fabricación de (a) y (c), sí en cambio, en (b): dos toneladas en la fabricación de una de papel reciclado.

Después de haber sido introducido con éxito en EE UU, donde empresas importantes como Mo Ma en Nueva Cork, que recientemente ha pedido 682.000 bolsas (un 25% más caras de las plástico o papel habitual), o Herman Millar (MHHR) y la cadena de hoteles Hilton, el papel de piedra Terraskin llega a Europa siendo vendido por el distribuidor oficial emanagreen (www.emanagreen.com) en Barcelona.

La empresa de cuadernos, mapas y libretas escolares, Miquelrius de Barcelona, es la primera que lo ha utilizado desde febrero 2011. El papel Terraskin, utilizado bajo condiciones de humedad, es resistente al agua y muy flexible, aspectos importantes cuando se trata de mapas utilizados en excursiones.

Otra empresa, en este caso, impresora y acabadora de productos gráficos, Valldeperas en Cataluña, propaga unas bolsas elegantes y resistentes, hechas con papel Terraskin, que se distinguen por su resistencia y óptima presentación. Un producto que resalta el valor del que transporta como cuando se trata, por ejemplo, de cosméticos o los consignados en un museo de la categoría de Mo Ma en Nueva York .

¿Representa el precio del papel Terraskin una gran importancia?

Dentro del concepto “precio” se podrían tener en cuenta algunos aspectos periféricos. Algunos impresores puede que los consideren como herramientas de marketing y formas de estar por delante de quienes no lo utilizan en algunos sectores o casos específicos como puede ser la impresión de etiquetas, la confección de bolsas, quienes emplean los del tipo “inmould”, materiales escolares, mapas y otros. Además de ser más “fuerte”, respecto al hecho de tener que transportar productos más pesados, el aspecto y tacto es más “elegante” y el proceso de fabricación que se ha empleado refleja un “mayor respecto medioambiental” un extremo que algunas empresas, como Procter & Gamble, H&M y algunas empresas bancarias han destacado hasta el presente al reproducir en sus sobres, facturas y comunicaciones el logotipo de “papel ecológico”.

¿Es una ventaja para el impresor demostrar sus preferencias ecológicas en sus actividades industriales?

Parece serla si consideramos que, por ejemplo, la cadena de supermercados Metro Group en Alemania, solicita de sus más de 60 imprentas en Europa que “impriman ecológicamente” los encargos que les pasa. Algunos destinatarios de productos impresos en dicho país están dispuestos a abonar entre un 0.5% y 1% adicional si el impresor les evidencia que está imprimiendo más ecológicamente. ¿Cómo?

Por ejemplo, al imprimir en offset waterless, en vez de hacerlo en la modalidad convencional, es decir, sin agua ni alcohol (IPA). Además, es posible que en sus imprentas aprovechen el calor procedente de los secadores para, una vez filtrado y limpio, poderlo reutilizar en vez de incorporarlo desde el exterior y tenerlo que calentar para el proceso de secado. El impresor que respeta el tema medioambiental en sus actividades industriales es posible que reduzca el uso de productos químicos, incluso, la cantidad de trapos de limpieza o de pliegos de maculatura necesarios hasta alcanzar el “entonado” de la máquina de impresión.

Conclusiones

La reacción inmediata de algunas personas interesadas en conocer detalles sobre el soporte Terraskin es que, después de haberlo tocado, ¿Es posible que dicho papel esté hecho de piedra? y, añaden, “es más suave y fuerte; un papel interesante”. El primer comentario procede de profesionales que siempre han estado imprimiendo sobre papel convencional o plástico.

Recientemente una etiqueta impresa en Cataluña por Gráfiques Varias, ha sido galardonada con el premio Liderpack por la organización Graphispack a causa de su carácter “ecológico” y óptima impresión en papel Terraskin y en offset waterless.