Según el estudio anual sobre las Generaciones del Consumidor de Tetra Pak, las personas mayores de 60 años son un grupo objetivo con gran capacidad de compra pero muy infravalorado y que con demasiada frecuencia es olvidado a la hora de diseñar el packaging de un producto.

Packaging senior, el gran olvidado

La razón por la cual es tan rentable para una empresa apuntar a personas mayores es simple: una vez que están satisfechos con un producto, no buscan más alternativas. Además, están dispuestos y pueden pagar un cierto precio por la calidad.

Para vincular este grupo objetivo a una marca, el diseño del packaging del producto debe ajustarse a sus necesidades y esto se consigue teniendo en cuenta cinco factores: comunicación visual, legibilidad, apertura, manejo y perecebilidad.

Fuente: Asimpres