Alborum

Mejorar la responsabilidad medioambiental de la producción textil

Blog semanal Verdigris de Laurel Brunner
Laurel Brunner

Este es un tema masivo y que se extiende mucho más allá del ámbito de un blog humilde. Pero es algo en lo que deberíamos pensar, especialmente porque los desarrolladores de sistemas de impresión digital están impulsando la producción textil bajo demanda con bastante fuerza en estos días.

La impresión de textiles es solo una parte muy pequeña del proceso de llevar ropa, muebles y similares a nuestras espaldas y en nuestros hogares. Es alentador que, como muchos otros, los productores textiles estén empezando a buscar formas de mejorar su huella de carbono. Cabría esperar que los procesos de impresión asociados, incluida la impresión digital, se consideraran parte de cualquier evaluación.

Las diferentes organizaciones adoptan diferentes enfoques, incluida la certificación de un esquema de etiquetado determinado. Algunos prefieren trabajar con la guía de Huella Ambiental de Productos (PEF) de la Unión Europea y aplicarla en todas sus cadenas de suministro. El protocolo PEF es una herramienta útil que se aplica a cualquier tipo de producto e incluye dieciséis parámetros para evaluar todo el ciclo de vida de un producto y su impacto ambiental. Los criterios de medición se pueden aplicar en cualquier parte del mundo, y para organizaciones con cadenas de suministro complicadas proporciona un lenguaje común para evaluaciones y comparaciones. La certificación de un modelo común de huella de carbono también proporciona una transparencia valiosa para los consumidores, las empresas de la cadena de suministro y los accionistas y empleados de la organización.

El enfoque de PEF se basa en un análisis del ciclo de vida completo (LCA) de bienes y servicios y la idea es proporcionar un marco común para todo tipo de negocios, incluidos los textiles. Sin embargo, debido a que se basa en LCA, también es bastante oneroso y, por lo tanto, costoso de realizar. Dentro de la industria textil, por ejemplo, solo Eurojersey, una empresa italiana que fabrica ropa deportiva, de baño y ropa interior tiene la certificación. Esta empresa tiene una configuración de producción textil totalmente integrada, que va desde el tejido y el teñido hasta la impresión.

Como en otros sectores de la impresión, las empresas con un compromiso activo y de alto perfil con la sostenibilidad están impulsando el cambio en la producción y fabricación de textiles. Sus acciones y visibilidad influyen en los proveedores porque cada etapa de la producción será monitoreada para identificar áreas donde se pueden realizar mejoras. Esto generalmente significa reducciones en el uso de agua, energía y productos químicos, así como recortes en los desperdicios. Aunque los estándares como PEF son desafiantes y costosos de implementar, pueden ayudar a mejorar el impacto ambiental de los productos y producir recortes en la huella de carbono de los procesos de componentes, incluido el proceso de impresión. Y su efecto dominó es invaluable.

verdigrisproject.com
Este artículo es parte de la serie de artículos de Verdigris sobre la comprensión del impacto ambiental de la impresión. The Verdigris Project es apoyado por Agfa Graphics, Digital Dots, drupa, EFI, Fespa, Kodak, Mondi, Pragati Offset, Ricoh, Shimizu Printing, Splash PR, Unity Publishing y Xeikon.
Salir de la versión móvil