Alborum

La industria de las artes gráficas en pleno desarrollo hacia la sostenibilidad

La industria gráfica comenzó, hace varios años, a desarrollar modelos de producción sostenibles. Sin embargo, gracias a los avances tecnológicos, estos procesos se han agilizado y cada vez son más las empresas que los están implementando. A través de una impresión automatizada y estandarizada se pueden controlar los materiales, la calidad del color y el consumo de tinta. De esta manera, se logra contribuir al cuidado del medio ambiente, reduciendo los excesos de emisiones contaminantes, las mermas y los residuos.

El cuidado del medio ambiente es vital para el futuro de la sociedad. Es importante, en este sentido, intentar implementar cada vez más recursos renovables que ayuden a que la impresión sea un medio más sostenible y confiable, explica Andrés Barreto, COO de SOLOIMPRENTA.

La importancia de los productos ecológicos

La elaboración de productos representa un consumo importante de papel y de cualquier material sobre el que se vaya a colocar el mensaje publicitario o la imagen de marca. Sin embargo, existen soluciones para que esto no genere un gran impacto negativo en el medio ambiente.

Desde nuestra imprenta online ofrecemos todo tipo de productos para imprimir en papel ecológico y reciclado. Esto permite a las empresas crear elementos corporativos, manteniendo el compromiso medioambiental, destaca Barreto. Durante la elaboración de estos materiales, se tienen en cuenta las emisiones, los residuos, el consumo energético y los componentes químicos no contaminantes, entre otros.

Los artículos publicitarios pueden ser medios importantes para transmitir los valores de responsabilidad social y ambiental que tiene una compañía, tanto en productos que perduren como en aquellos que se puedan reciclar.

¿Cómo han cambiado los procesos de impresión?

Uno de los nuevos procesos que se utilizan para reducir los compuestos orgánicos volátiles es la impresión sin agua. Esta técnica, utilizada durante la impresión offset tradicional, emplea una capa de silicona que repele la tinta y, de este modo, evita la liberación de COV. Además, reduce el tiempo de funcionamiento y proporciona una mejor definición de imagen y una gama de colores más amplia.

Por otro lado, se han encontrado alternativas a las tintas a base de petróleo o plástico, que contienen compuestos químicos nocivos para el medio ambiente. La tinta con base de soja o vegetales logra el mismo efecto que las tradicionales, pero sin el impacto contaminante que tienen estas últimas.

Sabemos que el camino hacia el desarrollo sostenible es complicado y requiere mucha inversión de capital. Sin embargo, con la ayuda de la innovación tecnológica, gradualmente, todos estos procesos serán cada vez más accesibles. Es cuestión de estar preparados para el futuro, finaliza Barreto.

Salir de la versión móvil