José Antonio Martínez blog: www.lean2win.com
José Antonio Martínez
blog: www.lean2win.com

Podemos definir el Lean Printing como una adaptación del Lean Manufacturing al contexto de la Industria Gráfica. Se trata de una metodología enfocada a la mejora continua, que busca, entre los productos que fabricamos, aquello que verdaderamente aprecian nuestros clientes, reduciendo permanentemente las fuentes de despilfarro, que es todo lo que no aporta valor al producto. Todo ello, siempre teniendo en cuenta y respetando a las personas de la organización.

El Lean Manufacturing comenzó en los años veinte, en la planta de Highland Park en la Ford Motor Company, con el inicio de la producción en serie del modelo T. Posteriormente, esta sistemática fue implementada por Toyota, quien tomó como referencia la factoría americana después de la Segunda Guerra Mundial.

Actualmente, aparte del mundo de la automoción, el Lean Manufacturing está plenamente aplicado y es compatible con todos los segmentos de generación de riqueza de la economía, tales como fabricación industrial, hospitales, servicios, militar o transportes, entre otros. Por supuesto, la industria gráfica no podía ser menos y, aunque un poco tarde, se está dando cuenta rápidamente de su tremendo potencial.

Pero, no nos engañemos, el Lean Printing no se trata tan solo de poner en práctica una serie de técnicas, o talleres de mejora dirigidos por un consultor especializado en la materia. Esta metodología supone un cambio radical de mentalidad, la adopción de una nueva filosofía fundamentada principalmente en tres pilares:>

    • Altas dosis de liderazgo y determinación por parte de la Dirección en la búsqueda de la mejora continua, en todos los sus procesos
    • Reducción sistemática del despilfarro a través de eliminación de todo aquello que no valora el cliente.
    • Respeto por las personas que contribuyen, con su talento, a la consecución de los objetivos de la empresa.
      Una vez que la dirección de la empresa asume y comanda el reto del Lean Printing, se pondrán en funcionamiento paulatinamente una serie de técnicas encaminadas a conseguir la excelencia industrial. Entre ellas podemos destacar:
    • Estandarización de procesos; describe cómo se realiza una tarea de una manera clara, visual y concisa. Este proceso supone una de las bases del Lean, ya que la realización sistemática de las operaciones de producción es la clave de la mejora continua.
    • 5s; es una disciplina que está encaminada a lograr el orden y la limpieza en el taller. De esta manera, aparte de la buena imagen que damos a los clientes, no tardarán en salir a la vista las irregularidades del proceso.
    • Generación de flujo; simplemente se trata de organizar las tareas para conseguir hacer las cosas más fáciles, más deprisa y con menos recursos.
    • SMED, es una técnica que permite una reducción drástica en los tiempos de cambio de los trabajos.
    • TPM; son rutinas con las que conseguimos reducir los tiempos de inactividad de nuestras máquinas debido a averías e interrupciones en la producción.
    • Análisis de la cadena de valor; supone estudiar todo lo que hacemos, para evaluar si en realidad aporta valor al Cliente. En caso negativo, se eliminará del proceso.
    • Just In Time; consiste en organizar la producción para fabricar tan solo lo que va a necesitar el cliente, en cantidad y en el momento preciso, reduciendo al máximo los recursos inmovilizados en inventariosLa combinación e intensidad de estas técnicas dependerá: del momento, de la estrategia de implementación y del tipo de producto que fabricamos.

Estoy firmemente convencido de que en un futuro cercano las industrias gráficas que decidan asumir e implementar seriamente el reto del Lean Printing serán las más competitivas y exitosas del mercado (muy posiblemente las que sobrevivan) debido a que:

  • Estarán orientadas al cliente, ya que habrán analizado e implementado todo aquello que este aprecia y valora.
  • Serán muy eficientes; con los mismos recursos que su competencia conseguirán mucho más resultado, teniendo controladas las fuentes del despilfarro en sus procesos.
  • Gracias al respeto a todos los trabajadores, a la estimulación de la creatividad y el trabajo en equipo, conseguirán que todos aporten su talento y se alineen con los objetivos de la compañía.
  • Debido a sus rutinas de mejora continua, no solo resolverán los problemas que les surjan en el día a día, sino que serán especialmente innovadoras en la aplicación de nuevas tecnologías y en el desarrollo de productos.