Alborum

La digitalización del sector de las imprentas y el futuro del papel

por: Andrés Barreto. COO de
SOLOIMPRENTA

A lo largo de los últimos años la tecnología ha causado grandes cambios en la sociedad, marcando un antes y un después en todos los sectores. El mercado actual demanda inmediatez, personalización e impresiones en todo tipo de tamaños y formatos. En este contexto, las imprentas que no se adapten a la digitalización y a la tecnología podrían sufrir pérdidas importantes.

La industria de la imprenta ha tenido que transformarse – optando por un nuevo modelo de negocio online, que algunas han complementado con el offline – con el fin de satisfacer las necesidades de los clientes y poder competir al mismo nivel que el resto de las compañías del sector.

Servicios conectados y la sostenibilidad

Los cambios digitales no dejan de ser un desafío. Sin embargo, los servicios de impresión deben aprovechar estos avances para ofrecer un servicio de mayor calidad y con mejor rendimiento. Algunos aspectos destacados son:

La sostenibilidad en la imprenta no es un asunto sencillo, requiere de muchos recursos y grandes inversiones. A pesar de esto, y gracias a los cambios digitales, las imprentas están comenzando a perfeccionar sus herramientas y buscar una mayor automatización de sus procesos para así poder reducir la contaminación.

El impacto del Ebook

A raíz de la digitalización, los ordenadores, tablets, smartphones y demás se han convertido en una grave amenaza dado que han dejado los formatos tradicionales en un segundo plano. En el caso de los libros, hace unos años, la llegada del Ebook provocó un giro de 180º ya que, a través de una pantalla, cualquier usuario podía acceder al libro que deseara en cuestión de segundos, pudiendo almacenarlo todo en un único dispositivo.

No obstante, el Ebook carece de ciertas características en comparación con el libro tradicional, que ofrece una experiencia única al consumidor. Por lo que se cree que el formato en papel prevalecerá mucho tiempo más.

¿Cuál es el futuro de la imprenta?

Las novedades tecnológicas, por tanto, han sido las responsables de una gran cantidad de cambios en las empresas a lo largo de los últimos años. Pese a que no ha sido fácil para todas, las que se han podido amoldar a este nuevo modelo han tenido la posibilidad de ampliar su oferta, llegar a más público o bien cubrir otras demandas que, antes de la era digital, eran prácticamente inviables.

El futuro de la imprenta es aún incierto y parece que lo digital prevalece. No obstante, la experiencia ha demostrado que los consumidores anteponen un soporte duradero en muchas ocasiones: para leer un libro, hacer un álbum de fotos, elaborar materiales corporativos, etc.

Salir de la versión móvil