La bolsa de papel crece el 15% en 2017El uso de bolsas de papel en el comercio se consolida como la alternativa natural y preferida tanto por los consumidores como por los comercios, que apuestan crecientemente por esta opción, con un incremento del 15% en 2017. Según datos de los fabricantes asociados a labolsadepapel, siete de cada diez minoristas de los sectores de moda y complementos, regalo, zapaterías, equipamiento del hogar y ópticas ya utilizan bolsas de papel. Y el 66% de las panaderías y pastelerías se han pasado también al papel con bolsas sin asa. La bolsa de papel está entrando además con fuerza en los supermercados (Lidl, Mercadona, Carrefour, DIA…) como alternativa a las bolsas de plástico, y es mayoritaria también en el sector de la entrega de comida a domicilio.

La bolsa de papel crece el 15% en 2017Dos de cada tres consumidores recomendarían que los comercios entregaran bolsas de papel, según una reciente encuesta de LinQ para labolsadepapel. El 63% de los consumidores consideran que la bolsa de papel da a los comercios una imagen significativamente mejor y la puntúan con un 7,8 sobre diez. Los comerciantes se pasan a la bolsa de papel conscientes de sus ventajas medioambientales y de las preferencias de los consumidores. Así, 2018 está siendo sin duda el año de la implantación del uso de bolsas de papel en los supermercados, demostrando su adaptación a todo tipo de comercio.

Igualmente en el sector de la entrega de comida a domicilio a través de Internet el uso de bolsas de papel es la solución mayoritariamente elegida, por su capacidad de conservación, facilidad de uso y la buena imagen que ofrece de los restaurantes y las empresas de reparto

Según la ya mencionada encuesta de LinQ, las características de la bolsa ideal para el consumidor son que sea fuerte y resistente, reutilizable, reciclable, adecuada a lo que se compra, sostenible, biodegradable y renovable. Y en base a este retrato robot de la superbolsa, el 69% de los consumidores se fía de la bolsa de papel para sus compras en el supermercado.

El 88% de los consumidores quiere poder elegir en el supermercado entre bolsa de papel y bolsa de plástico. Y no se trata solo de poder elegir, sino de una clara opción a favor de la bolsa de papel. Al mismo precio, el 70% de los consumidores elegiría en el supermercado bolsas de papel para sus compras. E incluso dos de cada diez afirman que estarían dispuestos a pagar más por la bolsa de papel.