La cadena de valor de la celulosa, papel y cartón aporta globalmente (aportación directa + indirecta + inducida) a la economía el 4,5% del PIB y genera uno de cada cincuenta empleos en nuestro país, según el informe Importancia socioeconómica de la cadena de valor de la celulosa, papel y cartón elaborado por CEPREDE para las organizaciones de la cadena, que fue presentado el pasado 18 de octubre en el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Asimismo, cuatro de cada cincuenta euros que factura la industria y uno de cada cincuenta euros que recauda el Estado vía impuestos o cotizaciones sociales en España están relacionados con la actividad de esta cadena de valor.

Presentación del informe Importancia socioeconómica de la cadena de valor de la celulosa, papel y cartón
Sebastián Solís, presidente REPACAR; Álvaro García Barbero, presidente NEOBIS; Julio García, presidente MESA DE LA NUEVA RECUPERACIÓN; Ángel Dapena de LA BOLSA DE PAPEL; Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo; Jordi Mercader, presidente ASPAPEL; Rubén Martínez, vicepresidente AFCO; Alejandro García, presidente ASPACK; Antonio María Ávila, FGEE.

Informe Importancia socioeconómica de la cadena de valor de la celulosa, papel y cartónLa cadena de valor de la celulosa, papel y cartón —tal como viene definida en dicho estudio— se inicia en la naturaleza con las plantaciones para papel, de las que se obtiene la materia prima natural y renovable con la que la industria papelera produce la celulosa y el papel. En el siguiente eslabón, a partir del papel, las empresas transformadoras producen una amplísima gama de productos de papel y cartón como envases y embalajes de todo tipo (cajas, bolsas…), material de papelería (sobres, cuadernos, carpetas…) y productos tisú (papel higiénico, pañuelos, papel de cocina…). La cadena de valor continúa con el sector de servicios de impresión, reproducción y acabados, con las empresas de publicidad y marketing directo, y con la industria editorial, tanto de libros como de periódicos y revistas.

Esta potente cadena de creación de empleo y riqueza está integrada también por las actividades postales y de correos dedicadas al envío de cartas y paquetería. Y finalmente, la cadena se cierra con el sector de la recuperación de residuos que recoge y trata el papel tras su uso para que regrese a las fábricas papeleras.

Algunos de los datos más relevantes recogidos en este informe son:

  • Como aportación directa: 17.377 empresas, que dan empleo directo a 182.370 personas (82% fijos) y facturan 23.094 millones de euros: invierten el 3,6 % de su facturación directa, más de un punto por encima de la media en el conjunto de la industria manufacturera: 78% de las compras y la inversión dirigidas a proveedores nacionales; gasto en innovación: 491 millones de euros, el 8,1 % del gasto del conjunto de la industria manufacturera en este capítulo.
  • Como aportación global (directa + indirecta + inducida): 369.036 trabajadores, el 18,5 % del empleo industrial y el 2 % del empleo total en nuestro país; 12.536 millones de euros en salarios; 48.471 millones de euros de facturación, el 8,8 % de la facturación de la industria española y el 4,5 % del PIB español; 18.378 millones de euros valor añadido total generado, el 13,2 % del valor añadido de la industria española; 7.424 millones de euros en impuestos y cotizaciones sociales, el 1,8% de la recaudación fiscal total del Estado.