Los consumidores siguen valorando la impresión y el papel, pero persisten malentendidos ambientales

Citando preocupaciones ambientales, las corporaciones y los gobiernos están enfocándose cada vez más en la utilización de comunicaciones en línea y haciendo el acceso al papel más difícil y costoso. Un nuevo estudio proporciona información valiosa sobre cómo los consumidores ven esta tendencia, y la forma en que perciben el uso de papel en su vida diaria.

Llevada a cabo por la compañía internacional de investigación Toluna en junio de 2016, la encuesta preguntó a más de 7.000 consumidores en todo el mundo (528 de ellos en el Reino Unido). Entre sus conclusiones, la encuesta revela que muchos consumidores desean conservar la opción de usar la impresión y el papel, sin costo adicional, y que muchos cuestionan o se sienten engañados por «ir sin papel – ir verde».

A pesar de cierta preocupación por los impactos ambientales, muchos de los encuestados prefieren las comunicaciones basadas en papel con las alternativas digitales, con la facilidad de la lectura y la falta de acceso a Internet entre las muchas razones dadas. Una gran mayoría reconoce que las comunicaciones basadas en papel pueden ser sostenibles cuando son producidas y utilizadas de manera responsable.

La falta de conocimiento de las actividades ambientales positivas de la industria (especialmente la gestión forestal sostenible y el reciclaje) persiste. A pesar de que los bosques europeos han aumentado en 44.000 kilómetros cuadrados – un área más grande que Suiza – en los últimos 10 años, el 65% de los encuestados del Reino Unido cree que los bosques europeos han, de hecho, disminuido. La mayoría de los encuestados eran también conscientes de que el papel es uno de los productos más reciclados con tasas de recuperación de 72% en Europa.

Existe una preferencia notable por la impresión en papel en todos los grupos de edad, lo que indica la forma humana más fundamental, y que más reaccionamos a lo físico de la impresión en papel.