El mercado del packaging, que mueve más de 20.000 millones de euros al año a través de 2.100 empresas y da empleo directo a 75.000 personas, encuentra con frecuencia dificultades en su cadena de producción.

Si los diferentes actores que intervienen en la misma tuvieran un conocimiento cercano de todo el proceso conseguirían ahorrar costes, tiempos y pérdidas. Este es uno de los objetivos que tiene el curso de especialización “Diseño Estructural y Procesos de Producción en la Industria del Packaging” que se imparte en Tajamar.

Diseño Estructural y Procesos de Producción en la Industria del Packaging

Tajamar, con su dilatada experiencia en la formación de profesionales del sector gráfico, da respuesta a las necesidades que le han trasladado los actores que intervienen en los procesos de producción en la Industria del Packaging.

El curso, que ya celebró su primera edición, es fruto de mucho trabajo conjunto con empresas del packaging y de investigación por parte de los profesionales de este centro de enseñanza. La segunda edición comienza en el próximo mes de noviembre.

Una de las novedades de este curso especializado es que no está pensado exclusivamente para los transformadores, sino que interesa también a todos los protagonistas del proceso: desde el cliente hasta la empresa de producción, pasando por los creativos y las agencias de comunicación, señala Ignacio Villalba, coordinador del curso. De ahí que su nombre sea “Diseño Estructural y Procesos de Producción en la Industria Gráfica”.

Los objetivos de este curso específico son muy claros:

  • Investigar la situación actual de los procesos productivos en el Packaging.
  • Identificar cuál o cuáles procesos de producción son más interesantes para los trabajos que se llevan a cabo en su organización.
  • Distinguir las diferencias de tipo estructural que afectan a cada diseño.
  • Analizar qué variables afectan a las empresas del sector del packaging con el objetivo de generar un valor compartido entre los participantes en la cadena de suministro.
  • Averiguar que materias primas son las más adecuadas para cada uno de los proyectos que se vayan a poner en marcha, disminuir sus costes, distinguir las más respetuosas con el medio ambiente y que residuos generan.