Una buena selección del material es la clave del éxitoEscoger el soporte de un embalaje sofisticado basándose solo sobre el precio por kilo es cometer un error. Lo barato puede salir caro cuando uno toma en cuenta el rendimiento del material durante el proceso de producción y el aspecto que tendrá el producto final en el estante del punto de venta.

Cuando a Vincenzo Leara, del Gpack Group, le solicitaron producir el embalaje para la fragancia de la línea Good Girl, de Carolina Herrera, se le pidió también que hiciera pruebas. Para la serie de pruebas del mismo embalaje que realizó, usó primero un renombrado cartón de una sola capa y luego el cartón Invercote de estructura multicapa de Iggesund Paperboard. Al comparar los resultados, Invercote resultó ser, claramente, la mejor elección.

El embalaje para Good Girl requiere doce etapas de producción. Entre ellas se encuentran el stamping dorado, relieve, flocado parcial, stamping en el flocado, bajorrelieve y troquelado.