A pesar de los numerosos desafíos e incertidumbres que enfrenta la industria de los medios de noticias, más de la mitad de los ejecutivos de noticias encuestados en la investigación anual World Press Trends Outlook 2023 dijeron que son optimistas sobre las perspectivas comerciales de sus empresas en el futuro previsible.

World Press Trends

175 ejecutivos de noticias de 60 países participaron en la encuesta World Press Trends Outlook de julio a septiembre de 2023. La encuesta integral tiene como objetivo evaluar cómo se están desarrollando las actividades comerciales de los editores en el año en curso, los próximos 12 meses y más allá. También plantea preguntas sobre los problemas más candentes que enfrentan los editores: estrategia de ingresos, inversiones, áreas de enfoque, costos y, naturalmente, su posición en temas como la IA.

Los hallazgos clave de los resultados iniciales incluyen:

Estado de ánimo de la industria en alza:

A pesar del panorama desafiante, poco más de la mitad (55 %) de los encuestados dijeron que eran optimistas sobre los próximos 12 meses, mientras que el 45 % se mostró pesimista sobre el año venidero. Este es un cambio claro con respecto al año pasado, cuando informamos lo mismo pero a la inversa: el 55 % dijo que era pesimista sobre el año que viene y el 45 % dijo que era optimista.

De cara al futuro, el nivel de optimismo entre los encuestados aumenta ligeramente: casi seis de cada 10 (58 %) dicen que son positivos sobre las perspectivas de su empresa para los próximos tres años. Una mirada más cercana a los datos muestra que casi uno de cada 10 (9,5 %) y (8,5 %) dijeron que eran “muy optimistas” sobre el próximo año y los próximos tres años, respectivamente.

La base impresa sigue siendo sólida:

Aunque muchas empresas y mercados han logrado avances significativos en sus esfuerzos de transformación digital, el periódico impreso sigue siendo un pilar importante del negocio para muchas empresas. Según las respuestas de nuestra encuesta, los ingresos por impresión siguen representando más de la mitad de los ingresos totales (57 %).

De hecho, esa cifra ha aumentado ligeramente desde el año pasado, cuando los encuestados dijeron que el 53,5 % de sus ingresos procedían de actividades de impresión. Las razones detrás de ese crecimiento podrían estar relacionadas con aumentos de precios para las suscripciones impresas, estrategias de precios más sofisticadas, así como desafíos que algunos editores han experimentado con sus ingresos digitales, especialmente aquellos relacionados con la publicidad digital.

La adopción de la IA está ocurriendo más rápido que el desarrollo de directrices:

Casi la mitad de los editores encuestados dijeron que están trabajando con IA generativa (46 %), similar a lo que informamos en nuestro informe sobre el uso de IA generativa hace unos meses.

Por otro lado, solo el 28 % de los encuestados dijo que tenía un marco claro para el uso de la IA. Esto sugeriría que gran parte de la adopción de herramientas de IA se está produciendo de forma no estructurada, tal vez a través de la iniciativa de periodistas individuales o equipos pequeños, en lugar de basarse en planes estratégicos más amplios.

Inversiones estratégicas impulsadas por los ingresos de los lectores y el producto:

A medida que los editores continúan ajustando y adaptando sus modelos de negocio, los ingresos de los lectores, a diferencia de la publicidad, se han convertido en una estrategia clave en gran parte del mundo. Por lo tanto, no sorprende que la principal prioridad de inversión en nuestra encuesta estuviera relacionada con los ingresos de los lectores, siendo el desarrollo de productos y la diversificación de ingresos en forma de inversión en flujos de ingresos adicionales también áreas clave de inversión.

Áreas centrales de inteligencia artificial y datos para inversiones en tecnología:

En términos de inversión de los editores en tecnologías, no sorprende que la inteligencia artificial sea una de las principales prioridades de inversión, junto con los datos. Pero los editores también están invirtiendo fuertemente en sus operaciones multimedia a medida que sus procesos de transformación digital alcanzan etapas más maduras: por segundo año consecutivo, el video es un foco importante, seguido del audio.